miércoles, octubre 10, 2007

Los mejores discos año por año (2000-2006)

Soy amante de la música desde muy niño. Me dice mi madre que la primera vez que escuché Rock And Roll de Led Zeppelin me eché a llorar porque mi hermano la había puesto a todo volumen, pero aproximadamente a los 10 años empecé a formar mi colección de ‘casets’ e, ironías de la vida, el primer Cd que me compraron fue el Led Zeppelín IV.
Ahora soy músico, mi colección ha crecido mucho y con el paso de los años he escuchado de todo (pero, claro, no todo): discos asombrosos, maravillas experimentales y verdaderas revoluciones sonoras. La música es lo que más me gusta y, por lo tanto, discriminar en estos asuntos no me parece productivo y opinar que un disco o grupo (o libro o foto o lo que sea) es una mierda, me parece injusto y contraproducente. Todo el mundo hace su trabajo con esfuerzo y como mejor le parece. Lo que sí me parece positivo es escribir sobre lo que me agrada, y eso es bastante: desde la A, de Abuelos de la Nada, AC/DC, Louis Armstrong y Joe Arroyo; hasta la Z, de Zappa, The Zombies y ZZ Top.
Ya que, mal que bien, he vuelto a agarrarle la onda a este blog, voy a hacer algo que siempre he querido: elegir el disco del año. Sin embargo, todavía no es el momento, falta para que acabe el 2007. Hace más de 12 meses que existe RAN-KING, pero no elegí el mejor disco del 2006 debido a la amarillenta dejadez. Por eso, y porque toda mi vida ha sido una constante lucha contra la flojera, lo que quiero a estas alturas es elegir, año por año, los mejores discos de los últimos tiempos, del 2000 en adelante (más o menos desde que, según mis metas personales, debí empezar a escribir sobre música). Empecemos...

2000 – Kid A (Radiohead)

Tienen todo el derecho de decir: qué aburrido este pata, elige al obvio, al que ganó el Grammy, etc. Bueno, busqué bastante y no encontré un mejor disco que éste durante el 2000. Un álbum que se hizo popular básicamente porque en ese momento, y luego de sacar dos discos que cambiaron la historia de la música contemporánea, Radiohead era el grupo más importante del planeta. Mientras Coldplay, una de las bandas que se creó luego de escuchar The Bends (1995), emulaba el lado más pop de Tom Yorke y compañía con el lanzamiento de Parachutes, Radiohead exploraba el límite de su lado más oscuro y ‘freak’. Kid A es un disco, por decir lo menos, complejo y difícil de tragar, que, a mi entender, tiene el alma de obras experimentales como Islands de King Crimson. Pero Crimson nunca formó parte del 'mainstream' y Radiohead en el 2000 hizo mundialmente popular la parálisis facial, los tonos menores y la siniestra desolación computarizada. Dentro de lo mejor del año también estuvo el Veni Vidi Vicious de los suecos The Hives, disco que llegaría a esta parte del globo dos años después.

2001 – Is This It (The Strokes)

Otro obvio pero que gana por goleada. Gracias a este disco ahora tenemos a los Artic Monkeys y, al menos para mí, eso basta y sobra. Aunque probablemente la voz de Julian Casablancas no haya sido tan imitada como la de Eddie Vedder, el aporte creativo e importancia generacional de The Strokes en Is This It le saca varios cuerpos al de Ten de Pearl Jam. El jugueteo instrumental de la banda (bajo, guitarra y batería) es la cama en la que yace el fragor de la fiesta más feliz y la melancolía más hinchada. The Strokes en el 2001 fue The Velvet Underground con las canciones más pedidas en las discotecas del mundo entero. No se componían canciones como Last Nite, Someday y Hard To Explain desde finales de los setenta, y hasta antes de Is This It, parecía que nadie podría volver a escribir así de nuevo. Durante ese año también me fascinaron Vespertine de Björk y White Blood Cells de The White Stripes. Por estos lados del planeta destaco el Jessico de Babasónicos.

2002 – Turn On The Bright Lights (Interpol)

Para el 2002 no la tengo tan clara. Durante ese año salieron al mercado discos excelentes como los dos que sacó Tom Waits (Alice y Blood Money), Sea Change de Beck, Yoshimi Battles The Pink Robots de The Flaming Lips, y el muy buen debut de The Coral. Sin embargo creo que elegí este disco de Interpol porque tiene, más que los otros, la característica que debe que tener todo gran álbum de rock and roll: potencia. Interpol es otra de esas bandas que le debe la vida a Radiohead, pero posee aquello que le falta a Coldplay (sí, de nuevo): fuerza interpretativa grupal, un cantante de una voz que impresiona, canciones redondas; es decir, rojo brillante en lugar de amarillo suave. En suma Interpol está más cerca del Joy Division de los finales de los setenta, mientras que Coldplay del U2 de los finales de los noventa. Say Hello To The Angels, NYC, Obstacle 1 y ocho canciones más para escuchar a todo volumen.

2003 – Elephant (The White Stripes)

Pocos discos en la historia pueden superar a Elephant, y gracias a él The White Stripes, pienso, es el grupo de la década. Canciones como Seven Nation Army, Black Math, The Hardest Button To Button (y casi todas las demás, en realidad), colocan a Elephant dentro de los grandes discos del mal llamado ‘rock pesado’: Paranoid de Black Sabbath, el ya mencionado cuarto álbum de Led Zeppelin, el Machine Head de Deep Purple, etc. Un clásico total hecho por un eximio guitarrista que tiene tanto de Jimmy Page como de Robert Johnson. Elephant, además es lo mejor de un gran año, musicalmente muy especial para mí porque en el 2003 también se editaron el genial Give Up de Postal Service, el gran debut de Kings of Leon, Fever To Tell de los Yeah Yeah Yeahs, Chain Gang Of Love de Raveonettes, Keep On Your Mean Side de The Kills, entre otros buenísimos discos de bandas nuevas.

2004 – Funeral (Arcade Fire)

Yo, fanático del Pet Sounds de los Beach Boys, esperaba casi con desesperación la edición definitiva de Smile, aquel proyecto que se frustró en 1967 y que Brian Wilson estaba preparando para el 2004. Prometía, decían los críticos, ser el mejor álbum de la historia de la música, por lo que, cuando salió, obviamente no superó mis tremendas expectativas. Para muchos la obra del genio creativo de los chicos de la playa fue el disco del año, pero yo no estaba muy seguro. Otro dinosaurio, Jimmy Page, había editado How The West Was Won, un contundente disco triple en vivo con dos actuaciones de Led Zeppelin de 1972. Sin embargo, creo que lo mejor del 2004 fue la aparición de un nuevo super grupo: Arcade Fire. El debut de los (en su mayoría) canadienses, liderados por el gringo Win Butler es lo más original y excitante que se ha podido escuchar en años, a pesar de que Funeral es un disco cuyo tema, obviamente, es la muerte. Luego de debutar, los Arcade Fire se conviertieron en la banda favorita de muchas leyendas como David Bowie y Bono. Incluso Chris Martin (Sí, Coldplay de nuevo) ha dicho que los Arcade son el mejor grupo de todos los tiempos. Voy adelantando que Neon Bible, el segundo disco de la banda que ha salido este año, es, desde mi punto de vista, superior a Funeral.

2005 – Pretty In Black (The Raveonettes)

A este sí que nadie lo eligió como el disco del año ni en su natal Dinamarca. Pero un disco en el que figuran como invitadas Ronnie Spector (la inigualable voz de The Ronettes) y Moe Tucker (baterista de The Velvet Underground) tiene que ser, por lo menos, emocionante. Bueno pues, Pretty In Black es genial. The Raveonettes, un dúo formado por el musicólogo Sune Rose Wagner y la bella (y muy rubia) cantante Sharin Foo, trajeron los setenta de vuelta y en su mejor forma. Roy Orbison, las Ronettes, The Temptations, The Velvet Underground, Smokey Robinson, The Kinks, The Drifters, todo está, nuevo y contemporáneo, en Pretty In Black, el ultimo disco de la agrupación hasta la fecha (estamos a la espera del próximo). Son doce increíbles canciones originales que también tienen de My Bloody Valentine y Jesus And Mary Chain, y una versión de My Boyfriend’s Back. Redondo e hipnótico.

2006 – Orphans (Tom Waits)

En otro año de buenos discos, el álbum triple de Waits es un horrendo y gigantesco animal subterráneo que le saca la mierda a toditos. Le saca la mierda al perfecto regreso de Bob Dylan (Modern Times), a los nuevos discos de Sonic Youth (Rather Ripped) y los Yeah Yeah Yeahs (Show Your Bones), y, por peso, al brillante debut de los Arctic Monkeys (Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not). Jamás he escuchado nada como Orphans, tres discos que te dejan sin habla por tres razones: belleza, fuerza y pánico. En el primero, titulado Brawlers, el genio de Waits nos lleva a la inteligencia de sus letras, a la astucia del rock and roll del neolítico, al blues que sólo se puede conseguir cavando en una mina, al ritmo que se obtiene remando como esclavo en un barco romano, a notas que parecen salir de la garganta de un ser antropomorfo y cojo. En el segundo, Bawlers, podemos escuchar las melodías más bellas del mundo agrupadas como si se tratara de una antología de la historia de la música, desde los principios del tiempo. Bastards, el tercer disco, es lo más parecido a Frankenstein que un grupo de sonidos puede ser. Aquí, el miedo y la sorpresa se juntan como sólo sucede en las películas. Verdaderamente increíble.

Hasta diciembre.

16 comentarios:

Chubi dijo...

Julián... y por qué no un recuento igual pero con música en nuestro idioma?

Julio Pérez Luna dijo...

De hecho sería la voz, pero, por obvias razones, no podría mencionar a una banda cuyo nombre empieza con T y termina con urbopótamos, je.
Gracias por el comentario, maestro.

José Agustín dijo...

No había entrado a este blog no sé por qué, pero está buenazo. Lo tuyo es la música hermano, felicitaciones. Un pedido: el disco de waits, lo tienes? me lo quemas por favor?

José Agustín dijo...

No había entrado a este blog no sé por qué, pero está buenazo. Lo tuyo es la música hermano, felicitaciones. Un pedido: el disco de waits, lo tienes? me lo quemas por favor?

Julio Pérez Luna dijo...

Claro Agustín, el jueves en la pichanga te lo paso. Gracias Master.

José Agustín dijo...

Debo decir lo siguiente: Gracias Julio por los discos. Han sido realmente increíbles. Me encanta la voz lijada aguardientosa de Waits al mejor estilo callejero del blues, a lo Robert Johnson o Muddy Waters, el sonido callejero del tap, ese sentido de la improvisación musisal, que combina estupendamente con los sonidos duros, pero gentiles a su vez. Sin más, y dada mi ignorancia musical, repito mis agradecimientos y que siga el blog.

Rodrigo Malandre dijo...

Hola:

Me gustaron las selecciones. Ya que también eres un fanático de las listas, te invito a votar por los mejores discos del año en mi blog Sonidos azules:
http://sonidosazules.blogspot.com/2007/11/vota-por-los-mejores-discos-del-2007.html
Ya han votado 85 personas.

Saludos.

Julio Pérez Luna dijo...

Ya voté, Rodrigo. Gracias por el comentario.

Anónimo dijo...

todos esos discos que pusiste en tu lista estan poca madre pero tambien los de coldplay se la rifan chido en especial el parachutes y el a rush of blood to the head pero bueno cada quien sus gustos y otra vez mis respetos tu si cnoces de musica chingona

@ . 0 dijo...

Lástima que encuentro tu blog tan tarde. Excelente tu artículo, felicidades, en especial por que argumentas lo que dices, estoy totalmente de acuedo con tu lista. Creo que tus gustos coinciden no sólo en la bellza del álbum sino en su trascendencia, lo que creo, es la mejor prueba de lo valioso de un disco.

Julio Pérez Luna dijo...

Gracias por el comentario, @.0. Me da gusto coincidir contigo. Saludos.

Anónimo dijo...

totalmente de acuerdo con lo de white stripes es la banda de la decada sin ninguna duda, pero creo que el mejor del 2006 es Stadium Arcadium de los red hot chilli peppers , tmbn pusistes haber puesto algo de audioslave...
saludos

Anónimo dijo...

Mmmm... aunque la lista se define por tus gusto me parece que A Perfect Circle debe estar ahi... eso es lo que yo pienso

jose dijo...

Buenisimo el ranking, la verdad si te apoyo en todos los qe dijiste, y me gusto mucho lo qe dijiste del Elephant, para mi de los qe dijiste es el mejor, sigue asi viejo.

Sammy dijo...

No esta mal la lista, aunque a mi parecer hay mejores discos, del 2000 me parece mejor "Felt Mountain" de Goldfrapp o "The Sophtware Slump" de Grandaddy por ejemplo. Del 2001, "Future Songs" de Cranes...

Anónimo dijo...

KID A ELMEJOR,JUNTO AL BLACK MARKET MUSIC DE PLACEBO(2000)